Mi sangre en palabras.
Ríos de tinta que sueños surcaban,
Muertes, recuerdos, batallas
Y un lugar donde narrarlas

miércoles, 16 de marzo de 2011

1º batalla

Relucientes bajo el sol. Formando dos líneas perfectas, más bien dos escuadrones, dos legiones. Qué fácil debe ser conquistar todos los rincones con tan impresionante ejército. Cómo refleja el sol, deslumbrando casi, en la perfecta armadura blanca. Casi se puede decir que hipnotiza… o que da miedo tal vez.
Qué genio es el ingeniero que ideó ese ataque, ese maestro de guerra, esa perfección en la táctica… esa armadura. Porque algo tan perfecto no puede ser fruto del azar.
La batalla aún no ha comenzado, pero las defensas ya han caído en su mayoría, impotentes, absurdas, inservibles ante el increíble aspecto de los que atacan.
Firmo el parte de guerra: mi corazón fue conquistado por tu sonrisa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario